Verano 3 - Guerra

La ley de lo inmutable o las cuatro estaciones - Portada

Guerra

(Verano: 3er acto)

 

¡Cuán frutal, qué alegre nuestra guerra!,

que yo perdedora te veo, mi amor,

en tu retozo tú a mí el perdedor

y no obstante doble victoria encierra.

 

¡Cuán bestial es la contienda, cuán férrea!

Tú y yo enemigos, tú actriz, yo actor,

cañón y mortero que del temor

y del edén traen una vida térrea.

 

Ya tus ojos en mis ojos la norma,

del paraíso en tus labios mohín,

y estamos donde la vida se forma.

 

Ya mis ojos en tus ojos al fin,

fundidos yo tu troquel, tú mi horma,

las armas liberan su goce afín.

 

Arabesco

 

Poema anterior    Poema siguiente

 

Volver al Índice

 

Volver a LAS LETRAS

Volver a la PÁGINA PRINCIPAL