Primavera 3 - Profesora

La ley de lo inmutable o las cuatro estaciones

 

 

Profesora
(Primavera: 2do acto)

 

Casi amante la miro, profesora,
mas preso en mi ética de alumno pienso,
que no obstante el silencio es más intenso,
mi juventud dolida la atesora.

 

Dolor arcaico que en su mirar vive,
para curarlo, anhelo que siento,
debo hablarte de tú como hablo al viento,
sonrisa que en tu rostro fresco exhibe.

 

Incluso amigo aunque lo veo remoto
me sé capaz de cultivar tu risa,
capaz de cosechar hasta sonrojos;

 

pero en el miedo a amar, flor de loto,
sólo mirarte prefiero, sin prisa,
que nunca sepas que te di mis ojos.

 

 

Arabesco

 

Poema anterior    Poema siguiente

 

Volver al Índice

 

Volver a LAS LETRAS

Volver a la PÁGINA PRINCIPAL