Otoño 5 - La historia invoca

La ley de lo inmutable o las cuatro estaciones - Portada

La historia invoca

(Otoño: 5to acto)

 

Así como la sonrisa es al alba,

así es la tarde en premisa al ocaso;

y por eso el equinoccio en retraso

pronostica el solsticio en mansalva.

 

Te entiendo sin entender el olvido

y dónde está, me pregunto, la cruel

paradoja que derramó la miel

y congeló en estupor mi latido.

 

La sombra es más intensa, yo lo sé,

cuanto más derroche en la luz primera

queme en lujuria la cera que fue.

 

Y ahora me dices: “No es que no te quiera”,

no obstante no importa más el por qué,

la historia invoca el declive de una era.

 

 

 

Arabesco

 

Poema anterior    Poema siguiente

 

Volver al Índice

 

Volver a LAS LETRAS

Volver a la PÁGINA PRINCIPAL